Dada la situación actual derivada de la crisis sanitaria causada por el Covid-19, esta sociedad, muy a su pesar, se ve obligada a tomar la decisión de no abrir sus instalaciones este verano.

Es una decisión muy meditada que tomamos después de un análisis de la normativa sanitaria actual. Dicha normativa es muy difícil de aplicar en nuestras peculiares instalaciones ya que existen cinco vasos de piscinas y unos espacios que nos limitan mucho nuestra capacidad para garantizar la distancia social.

Consideramos que a las pérdidas económicas se le puede sumar un grave riesgo sanitario y por lo tanto no queremos comprometer la salud de todos los que nos pudieran visitar.

Esta decisión no pretende perjudicar a nadie. Es una decisión muy dolorosa para los gestores que estamos trabajando todo el año para poder ofrecer un servicio tan especial en nuestro salinar.

El equipo gestor seguirá trabajando para que el año que viene todos nuestros clientes puedan disfrutar de las mejoras que ya tenemos en marcha.

Es nuestro deseo podernos encontrar el año que viene con todos vosotros para disfrutar de nuestro maravilloso salinar.